Donde las dan, las toman

1372638493_extras_albumes_0Hay un dicho que dice de esta manera, y no podía ser más idóneo para referirnos a la final que anoche disputó la Selección Española contra la menospreciada Brasil.  Un partido del que Brasil pudo haber sacado mucho más, pero en el que prefirió deleitar a la hinchada pasando por encima físicamente y tácticamente de la campeona del Mundo. 

Los prolegómenos del partido hacían pensar que la Roja tenía ya el partido ganado a falta de 90 minutos de mero trámite ante una selección brasileña criticada hasta la saciedad por su racanería, su (teórico) mal juego y la dependencia de Neymar.  Ante esto la selección española sólo tenía que hacer su juego de siempre para llevarse un partido, del que muchos profesionales de la información se aventuraban a decir resultados abultados, que hacían presagiar una paliza con aromas de triunfo para los nuestros.

Sin embrago el inicio del partido dejo entrever que la Selección que ganó la Eurocopa en 2008 y 2012 y que ganó el Mundial en 2010 queda lejos de la imagen que todo el mundo vio ayer. Un equipo a merced de la potencia, el hambre y las ganas de la escuadra de Scolari, que estaba harta de que se infravalorase su historia, sus títulos y su tradición futbolera.

1372631152_extras_albumes_0

Don Vicente del Bosque quedo ayer muy tocado por las críticas de los aficionados. La convocatoria de Iker Casillas, capitán de la Selección y  del Real Madrid, ya levantó algunas ampollas entre los aficionados, pero de inmediato se sacó a la luz <<el germen de Mourinho>> para tapar la inmerecida convocatoria del portero madridista. Nadie pone en duda las habilidades del guardameta merengue pero este año no había jugado gran parte de la temporada, por lo que su rendimiento no fue el mismo que en otras citas con la selección. Tema Casillas aparte, esta selección empieza a dar muestras de fatiga, algunos jugadores como Xavi Hernández no dieron la talla en la final frente a Brasil. El centrocampista del FC Barcelona estuvo, lento y predecible en cada una de sus acciones, neymarsuperado en todo momento por la presión del conjunto brasileño. Otro de los señalados ayer fue Álvaro Arbeloa, el lateral derecho no estuvo al nivel de un partido de estas dimensiones. Superado en todo momento por Neymar, se vio abandonado en las ayudas y recurrió al juego sucio para tratar de parar al ex del Santos. Pudo haber sido expulsado de forma merecida, pero Kuipers entendió que no merecía la pena máxima.

La convocatoria de Albiol, Reina, Casillas, Villa, Cesc… jugadores que ni de lejos han estado a su mejor nivel durante la temporada han lastrado a esta selección, que cuando llegó la hora de la verdad se limitó a verlas venir. Ahora llega el momento de plantearse dar minutos a Cazorla, Azpilicueta, Navas, Beñat, Isco, Thiago, Valdés…. que quizás merezcan una oportunidad de demostrar su valía ahora que el ciclo del bloque español parece agotarse.

Por último quiero acabar con el penalty lanzado por Sergio Ramos, nadie duda de su calidad, pero en un partido en el que el defensa andaluz está  fuera de sus casillas, parece poco recomendable que sea el encargado de tirar la pena máxima. ¿Qué exige valor? Claro, pero también exige frialdad, y eso Ramos no lo tenía ayer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s