El día que Arbeloa rompió dos dientes a Kovacevic

kovacevicEn el fútbol, como en cualquier otro deporte de contacto, los golpes, encontronazos, moratones o arañazos están a la orden del día. La posición de delantero es la más expuesta a este tipo de acciones y  las defensas rivales no se andan con miramientos. Si no,  que se lo digan a Darko Kovacevic, que en un partido perdió los dientes. [Publicado en KAISER FOOTBALL].  

Corría la temporada 2006/2007 y el Deportivo de la Coruña y la Real Sociedad se jugaban tres puntos muy importantes en Riazor. Por entonces, Álvaro Arbeloa, actual jugador del Real Madrid, actuaba como central en el Deportivo de la Coruña al lado de un jovencísimo Filipe Luis, que ya por entonces dejaba ver su calidad como lateral izquierdo.  En el conjunto de la Real Sociedad no podía faltar un clásico como es Xabi Prieto, ni la aportación del que a día de hoy es técnico de la SD Eibar, Gaizka Garitano. Y como no podía ser de otra manera, Darko Kovacevic también estaba presente en su última temporada como jugador txuri urdin.

Los minutos pasaban y la Real Sociedad se acercaba con timidez al área de Aouate. Los balones largos a Darko continuaban. Sus compañeros confiaban en el olfato goleador del serbio para abrir el marcador. Fue precisamente en un balón de buena trayectoria cuando Darko lo recibió con un marcaje de Arbeloa. De repente, en mitad de la brega, el codo del jugador coruñés impacta en la mandíbula de Darko. La sangre salió a borbotones de la boca, ya que se le habían desprendido sus dos fundas dentales ubicadas en los incisivos. El delantero tuvo que abandonar el terreno de juego para que le examinasen. Minutos después, volvía al campo pidiendo el balón como si nada hubiese pasado.Comienzo del partido. La humedad y el frío propio del mes de octubre hacían que Deportivo y Real tardasen en entrar en calor. Los locales atacaban desordenadamente el área de Asier Riesgo.  Los coruñeses no terminaban de carburar más allá de las veloces incorporaciones de Filipe por el flanco izquierdo y de la voluntariedad de Riki. La Real esperaba atrás, parapetada tras dos líneas defensivas y confiando en Kovacevic como referencia ofensiva. El serbio pugnó con la defensa del  Deportivo hasta la saciedad.  Coloccini,Lopo y Arbeloa se afanaban en impedir que el delantero donostiarra tuviera oportunidad de ver puerta.

Posteriormente, la primera parte llegaría a su fin con un resultado de 0-0 para ambos equipos. La segunda parte daría comienzo con Darko sobre el césped, aunque minutos después el jugador serbio sería sustituido. El partido acabó con derrota realista por 2-0 tras los goles del conjunto deportivista en los minutos finales.

Al término del encuentro, Kovacevic volvió al verde de Riazor. Tenía que recoger algo que se había dejado sobre el terreno de juego. Acudió al punto en el que recordaba que había tenido lugar el involuntario incidente con Arbeloa y recogió sus dos fundas dentales. Ya en zona mixta, Darko hablaba de su sustitución en la segunda parte: “El cambio fue decisión del míster, como pasa en todos los partidos. Yo estaba a gusto en el campo“.  Al día siguiente, ya en Zubieta, el delantero salía a rueda de prensa para comunicar que tendría que someterse a una pequeña intervención quirúrgica: “Todos los golpes en la boca son dolorosos. Me he roto un diente por dentro; la semana que viene tengo una pequeña intervención. Pero son cosas que pasan en el fútbol“.  El serbio quitaba hierro al asunto, porque las acciones fortuitas están a la orden del día en el fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s