La deuda del fútbol español

thumbLa burbuja del deporte rey ha estallado. Las empresas ya han dejado de pagar desmesuradas cantidades por los derechos de los equipos. El fútbol se ha gastado más de lo que tenía. La falta de un órgano regulador que impidiese a los clubes gastar de manera indiscriminada, junto con la actual crisis económica ha generado que la burbuja del fútbol estalle. Las empresas han dejado de pagar desmesuradas cantidades por los derechos del fútbol. (Publicado en Negocios.com)

El ejemplo más claro lo podemos ver el pasado mes de diciembre en el Bielorussia-España, uno de los partidos de clasificación para el Mundial 2014. Ese encuentro fue el punto de inflexión en la venta de los derechos audiovisuales. Un partido por el que Sportfive, la empresa alemana que gestionaba los derechos, pedía el desembolso de 1,4 millones de euros. Ningún medio español quiso hacerse cargo de la retransmisión del partido y, finalmente, no se retransmitió.

Las cifras no son nada halagüeñas. El mercado de los derechos deportivos en el último año ha caído entorno al 60%. La deuda que tienen con la Agencia Tributaria las Sociedades Anónimas Deportivas asciende a 663 millones de euros, sin contar con la deuda de Real Madrid, FC Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna, que no son Sociedades Anónimas, y que el Ejecutivo no ha querido hacer pública para no vulnerar el ordenamiento jurídico. Además la deuda global de los clubes de fútbol con la Seguridad Social supera los 16 millones de euros. Otras causas del pinchazo de la burbuja futbolística son la falta de publicidad en los medios, la ausencia de fondos públicos que permitan seguir inflándola y el descenso del nivel de ingresos en la compraventa de jugadores.

Las cifras del mercado publicitario se han reducido cerca de un 50% desde 2008. RTVE ha tenido que reducir su presupuesto en casi 300 millones de euros, que se reparten entre los ajustes del Gobierno central y la caída de las aportaciones de las televisiones. Lejos quedan los tiempos en los que se pagaban 1,35 millones de euros por la adquisición de un partido en abierto de la 1ª División o los 90 millones que se pagaron por los derechos de emisión del Mundial 2010.

Si antes de la crisis los medios no conseguían rentabilizar la totalidad de los derechos, la situación actual ha provocado la aparición de ajustes que eviten riesgos. Los partidos de fútbol en abierto son motivo de confrontación ente Mediapro y Prisa, dos empresas que se encuentran en situación de pérdidas. Según informa elEconomista, la Sexta pagó 35 millones por el partido de los sábados. Ante la falta de compradores, Mediapro se vio obligada a rebajar más de un 75% los precios de la competición eliminando de la oferta al Real Madrid y al Barcelona. Aún así, las cadenas presionaron para lograr un ajuste adicional del 35% y, finalmente, Mediaset se hizo con ellos por 22,6 millones por tres temporadas. Este año, el partido se emitió los lunes, pero de cara a la temporada que viene Mediaset parece que ha logrado que se emita los sábados.

El Mundial de Fútbol de Brasil también ha visto reducida su factura por encima del 60%. El contrato ha cambiado porque Mediaset va a emitir 25 partidos (el resto de los partidos se emitirán a través de los canales de pago) a diferencia de lo que sucedió con el último Mundial.

Fichajes astronómicos

gareth-bale-lesionado-tottenham-baselSe terminó lo de pagar cantidades monstruosas por jugadores, la actual situación del deporte y la crisis económica no permiten que el gasto se dispare. A partir de ahora prima la política de fichajes de las tres B –bueno, bonito y barato–. Los ingresos generados por los clubes de 1ª División por la compraventa de jugadores ha caído un 59%. Las pérdidas siguen creciendo con la venta de jugadores que no han sido amortizados. El caso más reciente es el de David Villa, el ex delantero del FC Barcelona, llegó al conjunto catalán a cambio de una cifra cercana a los 40 millones, y que ha abandonado el club a razón de 2 millones (5 millones si cumpliese los tres años de contrato en el Atlético de Madrid).

En los últimos diez años los equipos acumulan unas pérdidas brutas de 597 millones de euros, pese a haber facturado 17.549 millones entre ingresos ordinarios y extraordinarios. Una situación que les lleva a meter la tijera en la partida de personal y les obligó a hacer caja con los futbolistas en la temporada 2012/2013 en la que por primera vez vendieron más de lo que compraron. En los últimos diez años, los clubes de primera han ingresado 3.920 millones por la venta de futbolistas y, en algunos momentos, por las operaciones inmobiliarias.

Esto sólo es la punta del iceberg que amenaza al deporte rey y que debe reconducir el modelo de gestión que ha llevado en los últimos años. Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, parece decidido a cambiar este tipo de gestión que ha derivado en una ruina. Actualmente sólo Real Madrid y FC Barcelona pueden continuar con este modelo, por ello para evitar males mayores la gestión de la Bundesliga parece ser el referente en estos tiempos que corren.

Anuncios

Un comentario en “La deuda del fútbol español

  1. Pingback: Javier Tebas, el desfacedor de entuertos | PUNTO ESTADIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s